Oraciones de los Estudiantes


1 - Oracion para ser buen estudiante
2 - Oracion del Estudiante
3 - Prayer for Students
4 - Oracion al Comenzar a Estudiar
5 - Oracion del Maestro



Volver al Menu de Oraciones



 
Arriba
 


 

 

Oracion para ser buen Estudiante

Señor, recuérdame con frecuencia
la obligación que tengo de estudiar,
hazme responsable:
Que santifique mi trabajo de estudiante.
Que prepare bien mi misión en la vida.
Que sepa agradecer el privilegio de poder estudiar.
Que me capacite a conciencia.
Que haga rendir mi juventud.
Que haga una buena sementera de mi inteligencia.
Dame humildad para echarme en cara la negligencia
con que cumplo a veces mis tareas.
Dame valentía y constancia para aprovechar
todos los instantes en el estudio.
Enséñame a estudiar con método,
a leer con reflexión y
a consultar a los que saben más
para, el día de mañana, ser útil a mis hermanos
y un verdadero dirigente de la humanidad.
Amén.



 
Arriba
 



 

 

Oración del Estudiante

Oh María ,Madre mía,
Trono de la Sabiduría Eterna...
Alcánzame la gracia:
De estudiar con aplicación,
De aprender con facilidad
Y de retener con firmeza y seguridad,
Para la Gloria de Dios
Y salvación de mi alma...




 
Arriba
 


Prayer for Students

Under thy patronage, dear Mother,
and calling on the mystery
of thine Immaculate Conception,
I desire to pursue my studies and my literary labors:
I hereby solemnly declare that I am giving myself
to these studies chiefly to the following end:
that I may the better contribute to the glory of God
and to the promotion of thy veneration among men.
I pray thee, therefore, most loving Mother,
who art the Seat of Wisdom,
to bless my labors in thy loving-kindness.
Moreover I promise with true affection
and a willing spirit,
as it is right that I should do,
to ascribe all the good that shall come to me therefrom,
wholly to thine intercession
for me in God's holy presence.
Amen.


 
Arriba
 



 

 

Oracion para comenzar a Estudiar
(Sto Tomas de Aquino)

Oh inefable Creador nuestro, altísimo principio y fuente verdadera de luz y sabiduría, dígnate infundir el rayo de tu claridad sobre las tinieblas de mi inteligencia, removiendo la doble oscuridad con la que nací: la del pecado y la ignorancia!
¡Tu, que haces elocuentes las lenguas de los pequeños, instruye la mía, e infunde en mis labios la gracia de tu bendición! Dame agudeza para entender, capacidad para retener, método y facilidad para atender, sutileza para interpretar y gracia abundante para hablar. Dame acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar.
¡Oh Señor! Dios y hombre verdadero, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén



 
Arriba
 


Oracion del Maestro

¡Señor! Tú que enseñaste, perdona que yo enseñe;
que lleve el nombre de maestro, que Tú llevaste
por la tierra.

Dame el amor único de mi escuela; que ni la
quemadura de la belleza sea capaz de robarle
mi ternura de todos los instantes.

Maestro, hazme perdurable el favor y pasajero
el desencanto. Arranca de mí este deseo de
justicia que aún me turba, la mezquina insinuación
de protesta que sube de mí cando me hieren.

Que no me duela la incomprensión
ni me entristezca el olvido de los que enseñé.

Dame el don de ser amigo, para poder amar a mis alumnos.

¡Acompáñame! ¡Sostenme!
Muchas veces no tendré a nadie sino a ti a mi lado.

Dame sencillez y dame profundidad;
líbrame de ser complicado o banal en mi lección cotidiana.

Que no lleve a mi mesa de trabajo mis pequeños afanes
materiales, mis mezquinos dolores de cada hora.

   


   



   



Atras Adelante
Volver al Menu