Oraciones de los Padres

1 - Oracion de los Padres
2 - Oracion por los Padres
3 - Oracion por mis Padres
4 - Oracion de la madre que espera un Hijo
5 - Oracion de los Padres de Familia


Volver al Menu de Oraciones





 

 
Arriba
 


Oracion de los Padres


Querido Padre Celestial, haz que yo sea una mejor mamá, un mejor papá. Enséñame a entender a mis hijos, a escuchar con paciencia lo que tienen que decir, y a responder todas sus preguntas con amabilidad. Haz que no los interrumpa, que no los contradiga, o que les conteste mal. Haz que yo sea cortés con ellos, como yo quisiera que ellos fueran conmigo. Dame el valor de confesar mis pecados contra ellos, y pedirles perdón cuando yo sepa que he actuado mal. Concédeme la gracia de jamás herir los sentimientos de mis hijos. Evita que yo me ría de sus errores, o que los avergüence o los ridiculice para castigarles. No permitas que yo tiente a mis hijos para que roben ni mientan. Guíame siempre, para que yo siempre pueda demostrar que todo lo que yo diga o haga con honestidad, produce felicidad. Quítame, te lo ruego, toda maldad que haya en mí. Ayúdame a que yo deje de molestar, y, cuando me encuentre así, ayúdame a controlar, oh Señor, lo que quiera decir. Haz que no vea los pequeños errores de mis hijos, y ayúdame a ver todo lo bueno que ellos hagan. Inspírame para elogiarles con toda honestidad. Ayúdame a crecer junto con ellos, a tratarles como corresponde a su edad, pero no dejes que yo espere que su criterio sea el de los adultos. No dejes que yo los despoje de la oportunidad de aprender por sí mismos, de pensar, de elegir, y de tomar sus propias decisiones. Evita que alguna vez yo les castigue sólo por mi satisfacción egoísta. Dame la capacidad para concederle lo que ellos me pidan y sea razonable. Y concédeme el valor de negarles un privilegio que yo sé que les dañará. Concédeme que sea justo y equitativo, considerado, y buen compañero de mis hijos, para que tengan un afecto genuino para mí. Haz que yo sea digno de que mis hijos me amen y me imiten. Amén.


 
Arriba
 


Oracion por los Padres


Señor, te agradezco por el padre y la madre que me diste y que tanto admiro. Haz que siempre los ame más y que ellos se sientan amados. Auméntales las alegrías y no permitas que yo, para ellos, me convierta en un peso. Ayúdame a aliviar sus horas de cansancio y preocupaciones, para que pueda servirles de "Cirineo". No dejes, Señor, que los desengaños les hagan decaer o que el desánimo les domine. Ayúdales a enfrentar, con renovado coraje, sus responsabilidades y a actuar frente a ellas de la mejor manera posible. Que ellos sean firmes y severos cuando sea necesario, sin dejar de ser buenos. Que no se pierdan en la impaciencia, sino que sepan perdonar mis flaquezas. Que yo no repare en sus defectos, Señor, sino en sus cualidades y que sepa no sólo admirar sus buenos ejemplos, sino también imitarlos, especialmente cuando a mi vez tenga mis propios hijos. Consérvalos, Señor, en tu amor y que nuestra familia, viviendo ahora unida bajo tus cuidados y bendiciones, pueda también vivir unida en el cielo, para cantar tu nombre, ¡Oh Padre de los padres!. 

Amén.

 

 


Arriba

 


Oracion por mis Padres

Santísimo Dios, a quien obedecemos al honrar a nuestros padres, mira misericordiosamente, te ruego, a quienes en tu providencia debo la vida. Que diariamente crezcan en Fe, esperanza y caridad. Planta hondo en sus corazones la convicción de que así como Tú eres el principio de todas las cosas, a tí deben regresar. Perdona sus debilidades y la excesiva indulgencia que hayan tenido conmigo, y no le s imputes a ellos mis limitaciones, mis cobardías, mi débil voluntad. Concédeles salud y prosperidad mientras dure su vida, y la abundancia de tu gracia. Defiéndelos y presérvalos con tu mano poderosa. que mi vida cristiana llene sus esperanzas más hondas, y los llene de consuelo en sus últimos años. Que cuando llegue su momento, dales la muerte de los justos, Dales su hogar celestial, y que yo los encuentre allí su hijo por toda la eternidad. 

Amén.

 


Arriba

 

 


Oracion de la Madre que espera un Hijo

Te glorifico, Padre celestial, Dios creador, porque hiciste en mí grandes cosas y va a nacer de mí un hijo, fruto de un amor que bendijiste. Jesús, Hijo de Dios, que me permitiste adorarte pequeñito en el pesebre, Te ofrezco a mi hijito, tu hermano. Enriquécelo con los bellos dones de la naturaleza y de la gracia. ¡Que en la tierra sea él nuestra alegría, y en la eternidad, tu gloria! Espíritu Santo, cúbreme con tu sombra durante estos benditos meses de espera, a fin de que nada malo pueda pasarle a mi hijito y que su alma esté preparada para convertirse en tu santuario por el bautismo. Y tú, María, Reina de las madres, asísteme, te lo pido, a la hora del nacimiento de mi hijo. Acepto, desde ahora, todos los sufrimientos que vengan y te pido que los ofrezcas a Dios por mi hijo.

 

 
Arriba
 


Oracion de los Padres de Familia

Señor Jesús: Tú que santificaste en Nazaret la vida de familia y que en María y José nos dejaste un ejemplo eximio de amor desinteresado hacia los hijos, te pedimos que llenes nuestro hogar con tu gracia y tu bendición. Ayúdanos a educar cristianamente a nuestros hijos y a amarnos el uno al otro con un amor sacrificado, tierno y puro. Concédenos el don de formar una familia verdaderamente cristiana que sea como una pequeña Iglesia doméstica. Te pedimos por nuestros hijos: que crezcan sanos de cuerpo y alma, que aprendan a amarre con sencillez y que nunca se separen de Ti. Tuyos son pues Tú nos los has dado y si quieres llamar a tu servicio alguno de ellos, regalándole el don de la vocación, nosotros ofreceremos gustosos el sacrificio que imponga su lejanía física. Más aún, te rogamos que te dignes poner tu mirada en nuestro hogar, eligiendo a uno de nuestros hijos como el mayor don que podrías hacernos, ya que tenemos la certeza de que serví feliz contigo y hará un gran bien a la Iglesia con su vida entregada a Ti y a tu Reino.

 
Arriba
 




   



   






Atras Adelante
Volver al Menu